A Olalla la conocimos con apenas unos días en su sesión newborn, ahora sus papis volvían a ponerse en contacto con nosotros porqué la peque iba a cumplir un añito y querían guardar el recuerdo con una sesión de primer cumpleaños! Venían a hacer su sesión Smash Cake desde Terrassa y cuando llegaron al estudio nos quedamos asombrados con el cambio de la peque, nos encanta ver a los peques a los pocos días de nacer y volver a verlos para celebrar junto a ellos con un reportaje de cumpleaños 🙂

Para esta sesión Smash Cake eligieron el color rosa, así que el pastel y la decoración la hicimos a juego!

Para su sesión de aniversario escogieron la opción Smash Cake con minisesión de bebé, con lo que antes de poner el pastel hicimos fotos a la peque con un vestidito que le quedaba monísimo, así también podrá tener un recuerdo sin mancharse.

Olalla tiene unos ojos de escándalo, unos mofletes de bocado y es muy risueña! Así que disfrutamos muchísimo viendo como destrozaba su tarta y se ponía perdida.

Jugó, se manchó, comió y compartió con nosotros su primera experiencia con un pastel. La verdad es que fue un reportaje Smash Cake muy divertido y nos encantó volver a ver a esta gran familia, esperamos volver a vernos pronto! 🙂

Síguenos

error: